lunes, 16 de mayo de 2011

TABLETA O NOTEBOOK

A la hora de renovarse ¿es mejor la tableta o la portatil?

Optar por una tablet si:

Se opta por tecnología que reduzca peso y dimensiones: en el mundo de las tablets se tiende a rebajar estos dos aspectos cada vez más. Su límite está en las pantallas LCD, aunque ya hay quien aventura que las tablets de un futuro no muy lejano tendrán una tecnología de pantalla diferente.

La tecnología LTE, o 4G, supone una conexión a la Red con un ancho de banda superior al que hoy se tiene vía router. Las tablets son un dispositivo ideal, hoy por hoy, para mantenerse conectado de forma permanente, incluso cuando se camina por la calle, mejor que un teléfono móvil, gracias al mayor tamaño de su pantalla y mejor resolución de esta.image

Si el usuario prefiere la experiencia con pantalla táctil, mucho más rápida y completa que la experimentada con el mouse.

Doble núcleo: comienzan a salir los modelos con esta tecnología, que permite una mayor potencia y reduce el calor generado. Aunque aún es pronto, las tablets llegarán a igualar a los PCs en este aspecto.

Aplicaciones exclusivas para tablets: pese a que hoy todavía no resultan una fuente importante de beneficios, cada vez son más los que se atreven y los que apuestan por diseñar programas específicos para las tablets, desde navegadores hasta juegos, pasando por programas de edición de textos e imágenes. Aún no se pueden equiparar a la oferta para portátiles, pero se asegura que la tendencia es mejorar la oferta en este sector, llegando en poco tiempo a igualar, y quién sabe si a superar, lo que hoy hay disponible para portátiles.

Optar por una máquina portátil si:

El teclado físico resulta, hoy, más cómodo para muchos, especialmente si se trata de textos largos, aunque la tecnología táctil mejora día a día para suplir esta desventaja. En cuanto a solidez, es más fácil que una tablet sufra más daños que una portátil si sufre una caída.

Procesadores más potentes: los expertos no creen que las tablets tarden menos de dos años, mínimo, en alcanzar a las portátiles en este aspecto.

Sistemas operativos más estables y maduros: Windows, Mac Os y las versiones de Linux tienen mucho camino recorrido frente a los destinados a tablets, donde todavía hay poca definición y problemas con las actualizaciones, sobre todo en Android.

Navegadores y programas de mayor usabilidad y estabilidad.

Mayor conectividad ya que las tablets, en su búsqueda de ligereza y la delgadez, tienen dos o tres puertos como máximo, la mayoría USB y HDMI para transmisión de señal multimedia (la Toshiba Folio 100 acepta tarjetas SD). Los portátiles pueden tener tres puertos USB, un Ethernet y otro multimedia, además de ranuras para tarjetas que amplíen su memoria.

Aceptan discos ópticos. Una buena parte del ocio digital se consume mediante discos CD y DVD. Las tablets no los leen, lo que obliga a suscribirse a servicios en descarga de música y videos, que todavía no están maduros o no ofrecen una experiencia óptima.

Visto en: http://www.blogsdeteaydeportea.com/