domingo, 4 de agosto de 2013

TOME AMARGO OBRERO


Federico Cuco, del Verne Club, comparte sus tragos de autor elaborados en base a este tradicional aperitivo

"Los aperitivos están de moda hoy en día. Hay una suerte de retorno a las fuentes", asegura el bartender Federico Cuco, del Verne Club, al hacer referencia al feliz y exitoso retorno de aperitivos clásicos, aperitivos que nunca se fueron, pero que en los últimos años han sido relanzados con envases modernos y propuestas renovadas. Ese es el caso del Amargo Obrero, que a 125 años de su nacimiento hoy puede encontrarse en cualquier buena barra porteña en la que es utilizado como integrante de cócteles bastante más osados que la simple mezcla con soda o con gaseosa. 

Parte del exitoso retorno se debe, en opinión de Cuco, a la versatilidad de este aperitivo de relativamente baja graduación alcohólica (19%) oriundo de Rosario: "El Amargo Obrero es muy fácil de mezclar: puede usarse como amargo en tragos largos; como vermut, como reemplazo de un vermut rosso (por ejemplo para darle otro carácter a un martini o a un manhattan); o como bitter, tal como yo lo uso en el Palermo Picón". Al igual que el Negro Obrero -un "primo" del Negroni elaborado con Amargo Obrero, vermut rosso y ginebra-, el Palermo Picón es una creación de Cuco muy solicitada en su barra.

"Recientemente, después de un viaje a París, decidí adaptar una manera clásica y popular de tomar cerveza en Francia a la idiosincracia argentina -cuenta Cuco-. Fue así que inventé para Verne Club este trago a base de cerveza. Es muy sencillo: se trata de un vaso de cerveza tirada al que se le agrega al final media onza de Amargo obrero ( se puede agregar además un dash de bitter de naranja ). El resultado es sorprendente. Y entre mis clientes ya se está convirtiendo en un clásico."


Visto en: http://www.conexionbrando.com/1597883-amargo-obrero-un-nuevo-viejo-aliado-de-la-cocteleria